Una maquinista de Metro de Madrid denuncia vejaciones y tocamientos

y reclamar más seguridad en el suburbano madrileño, “sobre todo a ciertas horas donde se debería extremas las precauciones y la vigilancia”. Según el sindicato, antes había una patrulla de seguridad en todas las estaciones y ahora son grupos de vigilantes itinerantes, que se reparten la línea entera

FUENTE

EL PAIS